Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» La Isla
Mar Nov 27, 2012 11:15 am por Invitado

» Panem's Blood {Afiliación Normal}
Jue Mayo 17, 2012 10:30 am por Invitado

» Blooderie
Dom Abr 01, 2012 1:47 am por Invitado

» Terra novum
Vie Mar 30, 2012 9:35 am por Invitado

» ¡Zombies, Zombies, Zombies! The Walking Dead & Resident Evil{+18 || Terror }{Confirmación}
Vie Mar 30, 2012 3:06 am por Invitado

» Into the cursed snake...
Vie Mar 30, 2012 2:33 am por Elizabeth Lockheart

» Snake's story
Vie Mar 30, 2012 2:12 am por Elizabeth Lockheart

» Unnmaed feelings
Vie Mar 30, 2012 1:44 am por Elizabeth Lockheart

» New York city
Vie Mar 30, 2012 1:10 am por Elizabeth Lockheart

Estación
Foros hermanos
Afiliados élite
Staff
Afiliados
Nuestro botón
~~~~~~~~~~~~
Nuestros afiliados

Kanan

Ir abajo

Kanan

Mensaje por Kanan el Dom Mar 18, 2012 12:01 am

Nombre: Kanan.

Nombre verdadero: Unanutte, hija de Arganan y Letzte.

Alias: Lady of lycans ~ Perra y otros insultos menos reseñables, habitualmente en boca de vampiros.

Edad: Desconocida, sólo se sabe que nació a principios de la civilización griega.

Sexo: Mujer.

Tipo: Vorläufer.

Bando: Licántropos.

Profesión: Esclava ~ Líder suprema de los licántropos.
Heredera de la voluntad de los erst y última descendiente del linaje real.

Descripción general:
Física: Con apenas 168 cm de altura y un peso aproximado de 45 kg, quizá menos, Kanan posee una apariencia joven, demasiado tal vez para la edad que posee. Su piel es suave y pálida, no sólo por herencia sino también por haber estado tantos años encerrada sin siquiera recibir un rayo de Sol aunque el tono que posee no se muestra enfermizo. Sus orbes son pequeños, ligeramente afilados pero dulces y de un hermoso color azul cielo que combinan a la perfección con el inusual y de seguro único color de su cabello pues tal tonalidad nacarada no ha sido vista en ninguna otra persona salvo su padre, muerto poco después de concebirla. Dicha melena de nácar es lisa y larga hasta la cadera con apenas unos pocos mechones más cortos que dejan una especie de peinado escalonado al llegarle por la cintura y un mechón que cruza su rostro, ocultando su entrecejo y desviándose a un lado u otro de la nariz de una forma incluso un poco graciosa según se mire. Carece de tatuajes y de cicatrices permanentes pues las heridas que sus captores le provocan desaparecen al poco tiempo.
En cuanto a ropajes lleva demasiado tiempo vistiendo lo poco que sus captores le dan para ocultar su cuerpo, pero antes de ser capturada tenía una clara preferencia por los vestidos blancos o azules o, en otras circunstancias, por ropajes algo más cómodos y prácticos como ropas de cazador. Todo lo que sabe de la moda actual es lo que ha visto en los trajes de sus captores y a veces en los de las esclavas que la cuidan, nada más.

Psicológica: Dejando de lado el carácter silencioso y peligroso que ha obtenido por su encierro en general Kanan es una mujer realmente agradable, muy amable y altruista que sería capaz de cortarse su propio brazo con tal de que un inocente no sufriera daño. Es de ese tipo de personas que lo ofrecen todo sin pedir ni desear nada a cambio, poniendo siempre a los demás por encima de ella misma y preocupándose de sobremanera por todo ser vivo, a veces incluso por aquellos que no merecen su preocupación. Es gentil, humilde e incluso despistada de un modo que resulta encantador para ciertos hombres, siendo también una muchacha a la que le gusta reír y ver feliz a quienes la rodean. Así mismo es muy sincera, antes incapaz de mentir sin que se notara y, aún cuando ahora ha perfeccionado el arte del engaño, aquellos que de verdad se ganen su confianza sabrán distinguir perfectamente cuando ella les miente y cuando no. Realmente es una mujer difícil de encontrar, podría decirse que no hay dos como ella no sólo por su linaje único, su personalidad también es tan inusual que pocas personas se le parecen, después de todo pocos serían capaces de entregar todo, hasta su propia libertad y vida con tal de que una única persona pudiera ser feliz. Ama por encima de todo la paz, odia las guerras y la violencia a pesar de que no tenga reparos en utilizarla si con ello logra defender a alguien, aún así es una mujer que prefiere dialogar a pelear. Una de las características más destacables que posee es su fuerza. Quizá no sea tan fuerte físicamente como cualquier otro licántropo pues es incluso más débil que una recién convertida, pero sólo en cuestión de fuerza física pues no hay quien la iguale en voluntad, maná y fuerza espiritual. Pocas cosas pueden quebrar su interior y, si bien no duda en llorar cuando ve a alguien sufriendo, intenta por todos los medios ocultar su propio dolor y jamás ha derramado una mísera lágrima en presencia de sus captores, no quiere darles tal satisfacción.
En cuanto a su trato con los vampiros se puede decir que es muy... voluble. Muy a pesar de lo que casi todo chupasangre piense ella es infinitamente más inteligente de lo creen y selecciona con minucioso cuidado cada palabra que les dirige. Sabe del poder que ellos poseen y también de su naturaleza, sin embargo la suya propia le impide juzgar por las apariencias y no sería imposible que algún vampiro llegara a ganarse su aprecio, aunque es algo tan improbable que es tildado de imposible no sólo por el desprecio que los chupasangre le tienen, sino porque ella no se muestra lo que se dice dócil ante ellos, mucho menos agradable pues su trato con cualquier vampiro tiende a ser agrio y violento, o indiferente pues eso llega a enojar mucho más a sus captores que una muestra de nula sumisión.

Habilidades:
- Transformación: Kanan se caracteriza por su humildad no sólo en su forma de ser, sino también en sus transformaciones. Su forma animal es una sencilla loba ártica de tamaño medio, incluso quizá un poco más pequeña de lo habitual pero con un pelaje indudablemente hermoso, suave y de color blanco como la nieve que sólo se corta por unas garras y almohadillas negras así como por el tono celestino de sus ojos que se tornan dorados en ocasiones. Suf orma híbrida, por otro lado, consta de casi dos metros de altura y una corpulencia notable en la que, no obstante, se adivinan características femeninas como extremidades proporcionalmente delgadas y ciertas curvas que semejan pechos en el torso y una cintura y cadera propias de mujer aunque todo el cuerpo se halla cubierto de pelaje blanco de largaria no muy notable salvo a partir del cuello, donde semeja mechones de pelo habitualmente sueltos o sujetos mediante algunas cintas en bajas coletas.
- Gnosis: Habilidad que permite viajar al mundo espiritual así como "verlo" en el "real", permitiendo tratar con algunos espíritus y seres etéreos. Gracias a esta habilidad los Kanan puede sentir a los vampiros, magos y cualquier ser no humano así como identificarlo siempre que esté dentro del radio de acción de sus sentidos, más elevado que el de cualquier licántropo.
- Control elemental [viento].
- Summoner: Habilidad mágica que confiere la capacidad de invocar distintas criaturas, algunas del mundo de los espíritus y otras de dimensiones distintas.
Forest guardian: Bestia sagrada de los bosques muy característica en las zonas de La India y China, donde abundan los animales de quienes toma forma: los tigres. Su apariencia física es la de un tigre siberiano de color blanco en cuya frente se distingue una marca semejante a una cruz, poseedor de ojos azules y el tamaño medio de un tigre adulto. Su figura en ocasiones se envuelve en un aura azul que crea unas ligeras ondas de aire a su alrededor pues ese es su poder: el viento, y con él puede crear ráfagas de aire, pequeños tornados e incluso cosas como aumentar su velocidad [moderado por el Staff] o levitar [sólo puede ser invocado una vez por escena].
Desconocida.
- Sacred light: Magia que circula por las venas de la estirpe de los Arganan, caracterizada por su procedencia sagrada y su gran poder.
Curación: Mediante su habilidad con los conjuros Kanan es capaz de invocar un poder sanador que le permite curar cualquier cosa, excepto la muerte. Es capaz de eliminar heridas, cicatrices y venenos, incluso sería capaz de regenerar miembros perdidos o reanimar un cuerpo a punto de morir gastanto el maná correspondiente para cada sanación. Este conjuro permite sanar traspasando su energía a la de otra persona ya sea mediante sus manos o conjurando un círculo de sanación que cura y reestablece parte de las energías de cualquier aliado que se mantenga dentro de él [el círculo desaparece tras cuatro turnos. La sanación no requiere casteo, pero el círculo necesita dos turnos].
Fulgor: Hechizo ofensivo consistente en un ataque lumínico que concentra la luz de un lugar (solar, natural, artifical, etc) en las manos de Kanan, quien puede lanzarla en forma de un rayo concentrado, de varios (un total de seis) o conjurarlo en un círculo que transfiere dicho poder a las armas de cualquiera que se introduzca en él siendo un hechizo altamente dañino para los vampiros y útil si se quiere cegar al enemigo [el efecto de las armas dura tres turnos, y el círculo cuatro. Destellos no necesitan casteo, cualquier otra utilidad del hechizo precisa de tres salvo el círculo que precisa cuatro].

Debilidades:
- Sentidos agudos: Como todo ser no humano sus agudos sentidos son tanto una ventaja como una debilidad pues luces intensas u olores fuertes pueden dejarla indefensa durante significativos segundos.
- Lapislázuli: Esta piedra preciosa es para ella como el más inestable producto nuclear pues tan pronto puede debilitarla hasta casi matarla como otorgarle grandes poderes. Al parecer uno de los condicionamientos para tal cambio es el color de la piedra, pues cuanto más oscura más probabilidades tiene de ser dañina para Unanutte.
- Desconocida.
- Desconocida.
- Desconocida.

Armas: Carece de armas pero durante su vida en libertad aprendió a manejar ciertas armas blancas como dagas y estoques.

Historia: Nacida del cuerpo agonizante de su madre, lo primero que vio Unanutte cuando abrió los ojos fue el cadáver sonriente de su progenitora y una loba, blanca como la Luna llena que había aquella noche en el cielo. No se sabe cómo ni porqué, pero aquella manada fue su salvación. Las tomaron a ambas y las introdujeron en el corazón de su territorio, alimentando a la recién nacida y dejando que el cuerpo de Letzte ardiera en la pequeña hoguera que un único rayo provocó, como era tradición entre los erst. Durante siglos la joven vivió con los lobos, creciendo, convirtiéndose en la lider de aquel pequeño grupo del que ya había visto nacer y morir varias generaciones. Sus poderes fueron despertando en ella, los recuerdos de su madre, impresos en su mente a través del collar que ella le regaló, le enseñaron quién era, qué era... y qué había ocurrido milenios antes de su nacimiento. Las dudas fueron haciendo mella en su interior, el deseo de vengar la muerte de sus padres ardía en su interior como un incendio incapaz de apagarse, pero su deber en la manada le impidió tomar el paso decisivo, un paso que tiempo después fue obligada a llevar a cabo. Había pasado algunos días alejada de su hogar en pos de cazar algunas presas para su manada, cada vez menos numerosa y más hambrienta por el predominio de los hombres cuya influencia y territorio se había extendido ya demasiado, sin embargo lo que encontró al volver fue una escena que jamás olvidará. El bosque, su hogar... calcinado, todavía con los restos de una inmensa nube de humo elevándose y con fieras llamas devorando hasta el más mínimo rastro de verde que hubiera podido sobrevivir. Su manada estaba allí, cada lobo, cada cachorro, cada hermano... todos muertos, algunos quemados, otros despellejados, unos pocos sin cabeza... y el resto desaparecidos, presas de los hombres que originaron tal masacre. Cegada por la ira atacó un poblado, cobrándose la vida de cada cazador cuyo aroma tuviese una mínima señal de sangre. Fue una catástrofe de la que incluso hoy en día se arrepiente, pero fue la primera vez que la bestia blanca de forma humana y lobuna apareció, la primera vez que se habló de los licántropos.
Culpable y destrozada por sus propios actos huyó al norte, cada vez más al norte hasta lograr, quién sabe cómo, cruzar el mar, dejando que por varios siglos fuera su apariencia animal, sus instintos los que dominaran su cuerpo y su alma pero siempre ayudando a cuantas personas fuera capaz en pos de redimir el mal que había causado. Aún así, la desgracia se repitió cuando regresó a su antiguo hogar. Apenas dos años después una nueva matanza se llevó a su manada y ella, incapaz de soportar el mismo dolor por segunda vez, dejó que fuera su rabia y sufrimiento los que actuasen. Destruyó, arrasó, mató... hasta que fue atrapada. Fue su primer encuentro con los vampiros y se llevó por delante a muchos de ellos, pero dos veteranos lograron inmovilizarla y capturarla, el comienzo de su encierro fue también el inicio de su agonía.
Fue encarcelada y torturada a fin de que transmitiera su condición a otros pues al igual que Blutsauger hizo en su tiempo, ella también podía convertir a otros, transmitir su maldición... Se negó, y fue tal su negación que cada hombre y mujer al que fue obligada a morder murió de forma lenta y dolorosa. Cada nueva víctima era otra experiencia que Unanutte se veía incapaz de soportar, pero que aún así veía al no tener más opción. Prefería que murieran antes de que se convirtieran en lo mismo que ella, en un simple trozo de carne más duradero y resistente. Sin embargo, llegó un momento en el que ya no pudo soportarlo, en el que dejó de lado su rebeldía en pos de crear una nueva raza que hiciera pagar a los vampiros todo el mal que durante milenios habían causado. Fue un bebé, una criatura inocente la primera en llevar su maldición. Jamás supo su nombre, y nunca volvió a tener contacto con él, todo lo que recuerda de ese infante es su aroma y el llanto que ella apaciguó al acunarle como en cualquier otra situación lo habría hecho su madre.
No se arrepintió, a pesar de que condenó a su propia raza a la esclavitud se mantuvo firme, sabiendo... augurando que los licántropos pronto conseguirían la libertad de la que ella gozó en su tiempo. 98 años tuvo que esperar, pero cuando la Gran Explosión sacudió los cimientos de la tierra destruyendo la ciudad lo supo: sus hijos habían dado el primer paso, ahora sólo le resta esperar y rezar porque estos últimos 8 años de tormento hayan logrado dar a su raza la fuerza suficiente como para luchar por la libertad... o para morir intentándolo.

Anexo:
~La única pertenencia que los vampiros no han logrado quitarle es un extraño collar compuesto por una fina cadena plateada de un metal desconocido que posee una especie de medallón en forma de lágrima acompañado por un par de anillos de igual aleación. La joya perteneció a su madre y se la dió poco antes de morir, por lo que es casi obvio que la foto del medallón corresponda a Arganan y Lezte y que los anillos que cuelgan de la cadena sean también suyos. Así mismo es un amuleto mágico donde Letzte impregnó todos sus recuerdos, permitiendo así que la joven pueda acceder a ellos y a los conocimientos que guardan en cualquier momento, al igual que los suyos propios pues aprendió a guardar sus propias memorias en dicho colgante [capacidad meramente interpretativa, no utilizable en combate ni útil en situaciones de peligro].
~A parte del collar no es muy dada a las joyas, pero le agradan los pendientes que cuelgan y los anillos sutiles, en especial las alhajas que tienen forma de cruz aunque dicha preferencia no tiene nada que ver con alguna religión, es un gusto meramente estético.
~El nombre humano que utiliza se lo puso hace algunos siglos Layla, una humana encargada de su cuidado. Le tomó bastante cariño aunque, a diferencia de muchas otras, la vejez hizo pres de ella y murió a manos del tiempo y no a manos de los vampiros.
~Las antiguas culturas norteñas la conocieron bajo el nombre de Anayu, la loba guardiana reflejada en los tótems que guiaba a los perdidos de vuelta a su hogar.

Imágenes:
Spoiler:


Forma híbrida y animal
Spoiler:


Lirio

_________________
[img][/img]

Kanan
Lady of lycans

Femenino Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 08/03/2012
Localización : En una prisión de acero y piedra...
Empleo : Señora de los licántropos
Frase : Muy pronto empezará... y vosotros, monstruos insaciables, pagaréis por todo el daño que habéis causado

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.